DÉCIMO TERCER RETO HISTORIA DE LA QUÍMICA

DÉCIMO TERCER RETO HISTORIA DE LA QUÍMICA

RETO: 12 MAYO 2020
1963: DETERGENTE ENZIMÁTICO
Como ya hablamos en un reto anterior la elaboración de jabón es la primera preparación química de la que existen registros (véase reto nº 3). Sin embargo, los jabones son inefectivos en agua dura ya que esta agua contiene sales principalmente de hierro y calcio, que hacen que las moléculas de jabón precipiten y no ejerzan su acción limpiadora.
Este hecho ha dado impulso a la industria de los detergentes. No fue hasta 1963 cuando se empezó a utilizar el término de detergente enzimático, año en el que se desarrolló y comercializó la incorporación de una proteasa bacteriana en la fórmula de los detergentes.
Los detergentes actuales tienen una doble función por un lado la eliminación física y por otro, la modificación química mediante hidrólisis u oxidación de las manchas. Son una mezcla de diferentes componentes principalmente agentes tensioactivos, agentes coadyuvantes y agentes auxiliares(cargas, perfumes..). Si se trata de un detergente enzimático, además contiene enzimas: proteasa, lipasa, amilasa y celulasa. Son altamente específicas y ayudan a eliminar una amplia y compleja gama de manchas que pueden estar constituidas por sustratos compuestos de proteínas, lípidos, almidón, pigmentos vegetales… degradando la suciedad en fragmentos más pequeños y solubles. Similar al papel que juegan las enzimas en el proceso de digestión de los alimentos.
Hoy en día los detergentes enzimáticos representan una de las aplicaciones más exitosas de la biotecnología moderna.
RETO: Os proponemos identificar si el detergente que utilizáis en casa para la lavar la ropa contiene celulasa, cuya acción elimina las “bolitas” y suaviza las prendas, además de ayudar a la eliminación de manchas de hierba. Para ello:
• Corta 3 trocitos aproximadamente iguales de la cáscara marrón de una cebolla.
• Uno será la muestra control y los otros dos los colocas en sendos vasos con 100 mL de agua aprox. Uno de ellos con una cucharada sopera de detergente para lavadora y el otro con detergente para lavar a mano. Agita y deja en reposo durante 1 día a temperatura ambiente.
• Observa si las cáscaras de la cebolla cambiaron de color, comparándolo con la muestra control.
Busca información, piensa…. y responde:
1. ¿Qué detergente de los utilizados contiene enzimas? ¿Por qué?
2. ¿Qué acción ha ejercido la celulasa en la cáscara de cebolla?
Patricia Fernández Galindo y Nuria Muñoz Molina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

trece − nueve =